Tóxicos emocionales. La enemistad



" La primera virtud es frenar la lengua y es casi un Dios quien teniendo razón sabe callarse"
 (Catón de Útica)

LA ENEMISTAD

  La enemistad como tóxico emocional es una manifestación o concreción del odio. Mediante la enemistad las personas evidencian radicalmente su oposición y diferencia. Las partes se van al extremo y crean conflictos irresolubles que les conducen a romper con su amistad, sociedad o convenio. Muchas amistades de años, positivas, altruistas, de un momento a otro se derrumban cuando las diferencias radicales, el odio, toman el control. Estas personas en algunos casos pierden todo contacto en la vida.

  Ahora bien, ganarse enemigos es una eventualidad de la que ninguno está exento. Caerle bien a todo el mundo es imposible. Nuestras ideas, pensamientos, acciones, a veces están bajo la evaluación, supervisión, persecución de otros, que al estar en contra se declarán en nuestra abierta oposición. Su actitud, su manera de hablarnos, dice mucho de sus sentimientos internos negativos hacia nosotros.

  Nuestro mundo no se caracteriza por ser un paraíso de amor, valores, armonía, convivencia y felicidad. La realidad nos muestra la injusticia social, la calamidad, las necesidades básicas insatisfechas, las guerras, el terrorismo, la inmoralidad sexual...todos estos avatares de la vida plantean cada día desafíos a las instituciones encargadas de regular el normal decurso de la sociedad y sus miembros.

  De manera que, en medio de la maldad que asedia, la enemistad se apodera de los hombres como modo de hacer su propia justicia y tomar venganza ante lo que no consideran de su agrado, conveniencia, o no va con sus ideales, por locura que sea.

  Un enemigo es alguien que desea el mal del otro, su exterminio, su alejamiento. En el ámbito interpersonal, si bien no podemos estar de acuerdo con todas las personas, en un sentido sano de la convivencia humana, no por ello debe desearse la muerte del otro, de su destrucción.

  Los enemigos nos cargan, nos incomodan, nos ponen a la defensiva, ponen a prueba nuestras fuerzas y recursos para no perder en la batalla que se ha establecido. Es triste, pero es una realidad; en el ámbito intelectual, religioso, familiar, laboral, social, los enemigos pululan haciéndose a veces la paz y la concordia como utopías, por las diferencias y odios tan marcados entre las personas, los pueblos, las naciones.

LAS PERSONAS SE ODIA Y SE ENEMISTAN PORQUE...

_ Consideran tener la razón y la verdad absolutas y cuando perciben otras posturas o perspectivas entran en radical oposición y contienda.

_ Fueron odiadas en alguna época de su vida y aprendieron dicho sentimiento negativo.

_ Tiene intereses particulares y personales egoístas. Cuando éstos se ven amenazados o confrontados, se declaran enemigos o en contra de los demás.

_ Fueron defraudados, muy heridos alguna vez en la vida, ahora vierten su odio, rencor, resentimientos y venganza contra los demás y contra la sociedad.

_ Dan extremada importancia a simplezas de la vida, que les hacen pelear, disentir y dividirse.

_ Sienten frustración al ver que su vida no cambia o progresa; permiten que la desesperanza, el odio, el rencor y la amargura formen parte de su cotidianidad.

_ Han vivido o conviven en contextos muy violentos, agresivos, ajenos a normas sociales, donde impera la vida y la muerte según cada cual se defienda.

IDENTIFICA, EVITA Y CONFRONTA EL ODIO Y LA ENEMISTAD

Sugerencias que pueden ayudarte con respecto a este tóxico emocional.

_ Recuerda que las cosas son como son y no como debieran ser.

_ Tener enemigos forma parte del mundo. Habrá personas que no estarán de acuerdo contigo y dejarán avanzar sus sentimientos negativos, incluso llegarán a desear tu mal.

_ Aprende cada día el amor al prójimo; esto implica: tolerar, respetar, valorar, ayudar, demostrar, cooperar, consolar, aconsejar...

_ Es importante tener en cuenta: que podemos tener diferencias de ideas, de pensamientos, de gustos, pero no hasta llegar a desear la destrucción de los demás.

_ Si tienes resentimientos en tu corazón contra alguien, algo, perdona; esta decisión u actitud es un potente bálsamo en la mayoría de los tóxicos emocionales para lograr una liberación emocional valiosa.

_ Asiéntate en la prudencia, la cordura, la sobriedad, la sencillez en la vida. No es realmente necesario decirle al mundo lo grandioso que eres. Todo lo que has conseguido, las oportunidades que cada día tienes. Si bien no apartarás los enemigos, si harás que te ahorres unos cuantos más.

_ Si tú vas a ser un enemigo declarado, sé enemigo de la injusticia, la inmoralidad, los vicios, los antivalores, la pobreza, la violencia... en este caso sí que debemos librar una batalla larga y ardua.

_ Recuerda, el odio, cuando tiene riendas sueltas, da lugar a sentimientos de venganza, de justicia personal, de crueldad e implacabilidad.

_ Ten en cuenta que es imposible caerle bien a todo el mundo. Se la mejor persona que puedas ser, eso puede ser suficiente y beneficiar a quienes te rodean.

ALGUNA PREGUNTA PARA REFLEXIONAR

1.- ¿Has tenido algún enemigo radical en tu vida? ¿Qué ocurrió en cuestión?

2.- ¿Has estado libre del odio, los resentimientos y la amargura?

3.- ¿Cuál es tu actitud y tu manera de actuar cuando otros no están de acuerdo contigo o a tu favor?

Si te ha gustado ¡Comparte!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...