La importancia de realizar un CAMBIO INTERIOR








“Todo cambio interior repercute en el exterior, porque lo que es adentro es afuera”

-Laura Esquivel-









Probablemente en alguna ocasión de tu vida te habrás preguntado:

¿Es posible cambiar? ¿Qué significa cambiar interiormente y cuándo cambiar?

En este artículo os explico el significado que tiene el hecho de realizar cambios interiores y las razones por las cuales no has de tener miedo a dichos cambios, son necesarios y entenderás el por qué.



¿Qué significa realizar un cambio interior?

Significa modificar nuestra forma de sentir o de reaccionar frente a un evento dado basado en la etapa evolutiva en la que se encuentra.  Por ejemplo, una persona fumadora desde la adolescencia, en su etapa de madurez decide dejar de fumar por salud, para conseguirlo realizó un cambio interior; una persona que no tomó conciencia de la necesidad de comer saludable, decide comenzar a prestar mayor atención a los alimentos que ingiere realizó un cambio interior; una persona que decide buscar las formas de mejorar su relación de pareja, también realizó un cambio interior, una persona que quiere ser más responsable y comprometida consigo misma, realizó un cambio interior. 

Lamentablemente, muchas personas temen realizar cambios. Para algunas, cambiar representa abandonar lo conocido, lo familiar, llamado en un proceso de Coaching 'la zona de confort'. Para otras, cambiar, representa aceptar que no es feliz y en consecuencia ha de cambiar o modificar alguna área de su vida.

Cambio interior es sinónimo de evolución.

Cambiar significa tener la flexibilidad necesaria para modificar nuestro modo de ver las cosas (o de actuar) con el fin de lograr nuevos y mejores resultados.

Cambiar significa tomar conciencia de nuestros comportamientos de tal manera que seamos nosotras quienes determinemos qué es bueno y  no tan bueno para nuestras vidas.

Cambiar, es un proceso de transformación interna que nos permite comenzar a dirigirnos en una nueva dirección, alejándonos de lo que nos desagrada y perjudica, y acercándonos hacia lo que nos beneficia y produce placer.

¿Temer a los cambios? ¡Toda vida es un cambio!

Las personas que realmente logran realizar sus metas y objetivos, son personas que saben que cambiar, es tener la oportunidad de aprender algo nuevo y diferente. Cambiar es explorar lo que está más allá de nuestros conocimientos actuales.

Cambiar es expandir nuestros propios límites.

Es probable que al hacer algo nuevo y desconocido, tengamos miedo y nos sintamos inseguras, incluso nos resulte algo doloroso, sin embargo; hay que ser valientes, hacer frente a esos miedos y superarlos, ya que la recompensa a todo ese esfuerzo es vivir una vida plena y en coherencia con nuestros valores. No hay nada más gratificante que mirar hacia atrás en el tiempo y ver una vida llena de logros y realizaciones. Hay que tomar conciencia de que con cada cambio realizado, con cada meta lograda, con cada problema resuelto, tenemos la oportunidad de abrir nuestra mente, nuestro “Mapa Mental”, no sólo a nivel de conocimiento, sino también en la representación del mundo a nuestro alrededor, lo que denominamos realidad.

Nunca olvidemos que la llamada 'realidad', no es más que nuestra percepción e interpretación de la realidad absoluta que nos rodea, por tanto, cada ser humano individualmente, tendrá su “propia realidad absoluta” y en consecuencia otra visión del mundo. Cambiar interiormente significa, expandir esa limitada realidad parcial.

Cuando logramos entender que nuestra vida es única e irrepetible; cuando alcanzamos a comprender que somos nosotras quienes tenemos el compromiso y responsabilidad de proteger la salud de nuestro cuerpo (llevando una vida saludable y realizando ejercicio moderado en forma regular); cuando alcancemos a valorar que la calidad de nuestra relación de pareja (o de la relación con nuestros hijos) depende, no sólo de las horas que trabajamos y del dinero que aportamos a nuestro hogar, sino también del apoyo, comprensión y respeto que demostramos por esas personas que tanto amamos, entonces habremos comenzado a hacer cambios que nos dirigirán hacia una vida más plena y feliz.

No es necesario que algo vaya mal en cualquier área de nuestras vidas,  para que decidamos cambiar. Siempre es posible mejorar, inclusive;  lo que ya está bien.

¿Deseamos sentir mayor seguridad, confianza y autodeterminación?

¿Deseamos llevar a nuestra relación de pareja (o la relación con nuestros hijos) a un nivel superior de amor, entendimiento y comprensión?

¿Deseamos mejorar nuestra situación actual con referencia a temas fundamentales como; los estudios, el trabajo o la profesión?

Podemos lograr cualquier cosa que nos propongamos, especialmente si entendemos que cambiar interiormente es la clave para seguir creciendo y  evolucionando.

Vivamos con pasión y entusiasmo, sabiendo que ¡Querer, es Poder!
Image and video hosting by TinyPic

Si te ha gustado ¡Comparte!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...