Herramientas para buscar pareja



“La mejor manera de ser feliz con alguien es aprender a ser feliz sola/o. 

Así la compañía es una cuestión de elección y no de necesidad”

-Mario Benedetti-




Resumen de la charla.
 “Como buscar pareja, depende de ti”



La búsqueda de pareja, es uno de los objetivos  más importantes y comunes de los seres humanos, sin diferencias de género o condición sexual.  Las mismas dudas y preguntas que pueda hacerme una mujer lesbiana, me las hace una mujer heterosexual. Por esa razón, Buscar Pareja, depende de ti.

Lo que no se tiene que pretender es depender de otra persona para ser feliz.

Encontrar la pareja ideal a veces es una búsqueda de toda la vida. Puede ser que aparezca cuando no estés buscando, y a veces simplemente no sabes qué es exactamente lo que estás buscando. Pero ¿existe realmente una "pareja ideal" basada en el argumento de que "ideal" no existe en el mundo real? La respuesta es, depende de lo que quieras, con lo que seas feliz, lo que toleres y aceptes.

Estas son algunas consideraciones básicas que te guiarán para encontrar una buena relación y, con suerte, incluso una pareja ideal.

Encontrar el amor. Sí. Y ¿dónde vas a buscarlo? No lo sé. ¿Y cómo sabrás que lo has encontrado? Tampoco lo sé. ¿Por qué quieres encontrarlo? ¿Para qué quieres tener pareja? ¿En quién te convertirás cuando lo hayas encontrado? ¿Cómo cambiará tu vida? ¿Y la de los que te rodean?

Si estás soltera y te has marcado cómo propósito para este año dejar de estarlo, quizás te convendría responder a todas las preguntas anteriores. Si eres de las que respondería “no lo sé”, entonces te invito a seguir leyendo.

Son muchas las mujeres que desearían compartir su vida con alguien. Ya no les apetece tanto lo de tener simplemente un ligue, o muchas; buscan realmente una relación estable. Sin embargo, es curioso que, cuando les preguntas, muchas no saben decir qué es lo que quieren realmente, y claro, es muy difícil encontrar algo cuando no se sabe lo que se está buscando y otra vez la mujer vuelve a dar contra la misma piedra. Porque, cuando se repiten las mismas estrategias, se repiten también los mismos resultados. Alguien dijo alguna vez que el ser humano no siempre aprende del error. Cuando se entra en un círculo vicioso todos tendemos a repetir esquemas adquiridos aunque nos lleven a resultados desastrosos.

Los argumentos negativos que van dirigidos al objetivo de justificar una imposibilidad son siempre sospechosos. Las cosas podrían cambiar de manera positiva si cambiáramos la actitud a través del convencimiento de lo que queremos hacer. Antes de bajar los brazos es necesario preguntarse: ¿Por qué no puedo encontrar pareja? Las respuestas que encuentres a esta sencilla pregunta pueden resultarte sorprendentes.

¿Por qué no encuentro pareja?

Esta pregunta lleva a otra. ¿Las parejas se encuentran como se encuentra un paraguas perdido en un taxi o se buscan? La respuesta a esta segunda pregunta es que las parejas se encuentran porque se buscan. Si no tenemos un esquema mental y afectivo de lo que deseamos, de la persona que desearíamos tener a nuestro lado, jamás la reconoceremos cuando la encontremos. Por lo tanto, para encontrar una pareja es preciso previamente tener una  identidad amorosa.

¿Cómo dibujar una identidad amorosa?

Esta identidad está constituida por una serie de cualidades de las que no podremos prescindir si queremos “reconocer” a la persona indicada.

Así que coge papel y lápiz y pongámonos en acción. Es importante que lo dejes por escrito: nuestro cerebro se entera mucho mejor si lo lee en un papel, y además tú podrás repasarlo cuando lo creas conveniente.

Para “dibujarla” deberás hacerte las siguientes preguntas:

  • ¿Qué tipo de persona soy yo y, en consecuencia, qué tipo de persona quiero para mi vida?

  • ¿Cuáles son los valores morales y espirituales que sostengo y, en consecuencia, cuáles son los que debería sostener mi pareja?

  • ¿Qué tipo de vida quiero? ¿Me gustaría viajar por todo el mundo de manera aventurera o en esta etapa preciso la calma de la rutina y lo seguro?

  • ¿Cuál es la importancia que lo religioso tiene en mi vida? ¿Es fundamental para mí compartir la misma religión?

  • ¿Cuál es la importancia que le doy al dinero? ¿Cuál es la actitud hacia el dinero que debería tener mi pareja para satisfacer mis expectativas en ese campo?

  • ¿Qué importancia tienen los hijos en mi vida? ¿Deseo tenerlos?

  • ¿Estoy dispuesta a admitir a mi lado una persona que ya ha construido una vez su propia familia, es decir, que tiene hijos?

  • ¿Quiero tener una pareja formal, cama adentro, o aceptaría una relación más informal, cama afuera?

  • ¿Cuál es mi posición respecto de la infidelidad, qué valor le confiero?

En este punto, una vez realizada la tarea de dibujar la identidad amorosa, hay que ir a buscarla y para ello utilizaremos una herramienta llamada:

GPS Emocional


¿Cómo programo mi GPS Emocional para llegar hasta la persona que quiero?

El GPS Emocional es una herramienta extraordinaria, pero sólo nos guiará hacia donde deseamos ir si sabemos indicarle claramente las coordenadas.

Si no estás encontrando a la persona que quieres para tu vida, la mujer idónea, estás programando de manera errónea  tu GPS si:

  • Eres muy exigente y sometes a tus posibles candidatas a un interrogatorio cuasi policial que las espanta.

  • Eres demasiado inflexible y pretendes que la mujer que has encontrado cumpla con cada una de las cualidades de tu lista con igual intensidad. Es importante que ordenes tu identidad amorosa de manera jerárquica es decir, que establezcas rasgos imprescindibles y rasgos negociables.

  • Te lanzas a la búsqueda con demasiada ansiedad.

  • Olvidas que también la otra tiene, de manera consciente o inconsciente, su propia identidad amorosa y por consiguiente también tú tendrás que pasar una prueba de selección.

¿Cómo combato mis miedos para tener una actitud positiva de búsqueda?

Los temores más frecuentes, generalmente inconscientes, son los siguientes:

  • Temor al compromiso. Eso que tanto le achacamos al otro a veces es un temor propio. No des por sentado que realmente quieres comprometerte a fondo. El temor al compromiso es un temor común a ambos sexos. 

  • Temor al rechazo. Por eso, sobreactuamos nuestros encantos, mesuramos nuestras opiniones, ocultamos nuestros desacuerdos, evitamos los cuestionamientos, nos sometemos a la voluntad y decisión del otro.

  • Temor al abandono. Por eso al primer contratiempo preferimos cortar la relación antes de que sea el otro el que le ponga el punto final. 

  • Temor a la intensidad de los sentimientos. Por eso, cuando nos sentimos asaltadas por un sentimiento amoroso fuerte buscamos inconscientemente excusas para no continuar con el vínculo. 

Tanto las actitudes negativas como los miedos son los que nos frenan y nos impiden llegar a la meta.


Los tres pasos del éxito para buscar una pareja a medida


Encontrar una pareja a medida sin morir en el intento es perfectamente posible, pero para lograrlo es imprescindible no saltear estos pasos:

                       Saber qué buscamos, para lo que debemos construir nuestra
        identidad  amorosa.

Programar adecuadamente nuestro GPS Emocional, identificando nuestras actitudes erróneas y nuestros temores.

Re-programar positivamente nuestra actitud de búsqueda reemplazando la actitud de “cacería” de una pareja a cualquier precio por una “búsqueda constructiva paso a paso”.


Tips para encontrar pareja sin desesperarse

  • Elige bien el motor de búsqueda. El deseo de encontrar pareja es positivo, pero la desesperación por hallarla es totalmente negativa.

  • No dejes todo librado a la improvisación o a la suerte. Si no sabes lo que buscas es posible que encuentres lo que no deseas. 

  • Trata de desarrollar la tolerancia a la frustración. Una pareja con la que planificar un futuro en común puede demandar tiempo. Roma no se construyó en un día. 

  • Depón las actitudes espanta parejas: ansiedad, precipitación, idealización excesiva.

  • Busca a alguien con quien compartir inquietudes e intereses, no a alguien que llene tus vacíos.

  • No sobre dimensiones. Depositar en el hallazgo de una pareja todas nuestras posibilidades de felicidad es una actitud errónea.

  • Antes de “acusar” a la otra de algo, pregúntate si no eres tú misma la que padece aquello que denuncia. Quien acusa siempre a la otra, por ejemplo, de temor al compromiso, con frecuencia tiene miedo de comprometerse.

  • Revisa tus temores. Al revés de lo que sucede con las llaves, no debes llevarlos en el bolso o en el bolsillo cuando salgas a la calle.

Te propongo algo tan simple como que construyas tu propio objetivo en el amor. Consiste en que definas de la forma más concreta posible cómo tendría que ser la persona que fuera una pareja adecuada para ti. En el mundo existen millones de personas; cuanto más claro y definido tengas lo que buscas, más se reducen las posibilidades.

Si has puesto por escrito todos estos puntos ya tendrás una idea bastante más clara de lo que vas a buscar.

Ten en cuenta que atraerás todo aquello que se asemeje a ti. Todo lo que sientes y piensas es lo que tendrás en tu vida. Por tanto, lo que obtengas en ella dependerá de ti, no hay nada que no puedas ser, hacer o tener.


Y para finalizar te recomiendo que aproveches este tiempo de descanso veraniego que invita a salir más, para conocer a gente nueva y poner en práctica estas herramientas de búsqueda.

 “Tu tarea no es buscar el amor, sino buscar y encontrar todas las barreras dentro de ti que has construido contra él”. – Rumi.


Confío que estos ejercicios de Coaching, te ayuden a encontrar a esa persona especial, mientras tanto, prepárate interiormente para poder identificarla cuando llegue y darle lo mejor de ti; así, como poder disfrutar de tu vida y la vida en pareja.
Y si necesitas que te acompañen en este proceso no dudes en ponerte en contacto conmigo rellenando el formulario de contacto;  estaré encantada de formar parte de ese recorrido personal que realizas con el objetivo de Buscar Pareja.

Image and video hosting by TinyPic

Si te ha gustado ¡Comparte!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...