Hablemos de Pareja. Cap. 6 "Ideas para encontrar soluciones"


"Una relación sin ternura, sin mimos ni contemplación, sin caricias ni sonrisas, sin abrazos ni halagos, sin los "Te Quiero" y sin besos, es letra muerta"  

(Walter Risso)


Ideas para encontrar soluciones

A continuación encontrarás algunas expresiones como ejemplo, que contaminan nuestro espacio relacional y algunas ideas para desprendernos de ellas.

Expresión: 1¡Siempre estamos hablando a gritos!

* Ideas

   Si ves que llega el momento de la discusión, intenta buscar un sitio de la casa para respirar profundamente y contar hasta diez. Una vez que estés preparad@ intenta hablar pausadamente, evita descalificaciones ofensivas, ya que empeoran la situación. Es básico que amb@s hagan propósitos para mejorar la calidad de tiempo, espacio y contenido de la comunicación para lograr centrarse en la solución del conflicto. Los gritos no conducen a nada positivo, sólo a la violencia.

Expresión: 2. ¡Ya ni me abraza y menos decirme palabras cariñosas!

* Ideas

   Ha pasado el tiempo, llevan algunos meses o años de convivencia y se dan cuenta que escasean los abrazos mañaneros, los besos nocturnos y las palabras que les hacían felices. Intenten recuperar aquellas expresiones de cariño y amor que tanto gustan. Un abrazo diario reconforta, un beso hace sentir bien y una palabra afectuosa alegra el día. Es importante dar y recibir, pero también aprender a pedir.


Expresión: 3. ¡Siempre le duele algo! o ¡Siempre está cansad@!

* Ideas 

   Expresiones como estas, son típicas en la pareja. Ante esta situación es necesario buscar espacios de descanso antes de la relación sexual. Evitar poner de excusa el dolor ó malestar general y los síntomas de cansancio cuando no son verdaderos. Las claves es dialogar sobre el sexo, sincerarse, darse cuenta de lo que está causando la falta de deseo sexual. Es conveniente hacer cambios para intensificar el deseo sexual a través de los juegos sexuales, cambiar de horarios y lugar de las prácticas sexuales, pasar más tiempo junt@s en la intimidad, utilizar más intensamente las caricias corporales y palabras eróticas.

Expresión: 4. ¡No me valoro para nada!

* Ideas

  Con frecuencia nos olvidamos de nosotras mismas, ya que estamos más preocupadas por nuestra pareja. ¿Y qué pasa contigo, te valoras tú? Tienes que empezar a cuidar tu espacio personal reconociendo tu valía, cualidades y capacidades. Es un error sobre valorar a la compañera sentimental y no valorarte tú. Dentro de la convivencia hay un espacio compartido con la pareja pero también hay un espacio tuyo que debes amar, valorar, cuidar y respetar.

                                             

         ¿Hay salida?

Hay salida, siempre que amb@s deseen salir del laberinto de conflictos que empaña la relación. En primera instancia, tener calma, ya que cuando estamos alterad@s agrandamos el conflicto y lo vemos como imposible de solucionar. Una vez relajad@s, hacer un análisis de la situación tomando en cuenta la posibilidad de resolver el problema, a través del diálogo. Es necesario intentar conversar en un espacio de sosiego, y tranquilidad donde se exponga concretamente lo que a cada un@ le  preocupa o incómoda hasta llegar a acuerdos de solución. Para llegar acuerdos es necesario que amb@s estén motivad@s, sean sincer@s y pongan l@s d@s de su parte.


¿Cuándo buscar ayuda?

Si después de muchas horas, días y meses de intentos de solución no se llega a ningún acuerdo o se incumplen. La pareja puede sentirse frustrada, impotente o herida. Ante está situación tendrían que plantearse la posibilidad de ir a terapia.


La terapia 

Es un espacio terapéutico de comunicación donde tienen la oportunidad de expresar sentimientos y pensamientos acerca de los problemas personales y relacionales. El ó La terapeuta son orientadores, asesores y guías que ofrecen un abanico de recursos psicológicos para ayudar a retomar el camino de la reconciliación con una misma, el reencuentro con la pareja y el entorno social. La terapia también sirve de apoyo para aquellas parejas que solicitan ayuda para una separación física y emocional menos traumática.


¿Cuándo ir a terapia individual?

Es recomendable cuando por diversas circunstancias de la vida, uno de los miembros de la pareja siente que tiene que superar situaciones personales que están causando dificultades en su relación. A través de la terapia individual nos damos cuenta del dolor emocional que hay dentro y que necesitamos liberar para vivir con mayor tranquilidad y bienestar.


*Próximo Cap. "Reflexiones Finales"






Si te ha gustado ¡Comparte!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...